sábado, 5 de marzo de 2011

No me gustaría que llegaras y descubrieras que no hay sitio al que volver.
¿habías olvidado como era? No tener una razón para volver... O tener demasiadas inconexas. Siempre hablando de ejes y tú siempre pidiendo redes las mismas redes que te asfixian y no te dejan abrir los ojos al mundo que se despierta en tu oído. No me digas que no te das cuenta están muertos muertos como los caramelos de genjibre, muertos como las caneletas de tu escote MUERTOS TODOS MUERTOS y no habrá nadie que recupere los vestidos blancos ni las guirnaldas de flores porque NUNCA NUNCA hubo de aquello... En tus recuerdos el mundo era como las películas de terror y ese es el único reflejo real que queda en el lugar exacto. Vas a tener que hacerlo mucho mejor si quieres seguir viviendo, princesa. VAS A TENER QUE HACERLO MUCHO MEJOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada